El primer duatlón

Pues sí. Un paso mas. He corrido mi primer duatlón. Alguna vez tenía que ser la primera.

Uno, hasta hace casi nada, un par de años para ser exactos, estaba hecho única y exclusivamente a la bici, y básicamente en la época veraniega. Pero chico, uno va cumpliendo años y se le antoja hacer cosas nuevas: salir a correr por las mañanas, primera San Silvestre, primera media maratón, luego segunda, tercera, etc, y al final, el running forma parte de tu día a día.

Me gusta salir a correr, pero echo mucho de menos la bici de octubre a abril, por eso este año no he querido olvidarla del todo, y aunque desde finales de septiembre las salidas en bicicleta se han reducido a dos, mientras los entrenamientos con las zapas han sido mucho mas numerosos, me decidí a probar con la experiencia del duatlón.

La prueba elegida para debutar en esta modalidad ha sido la de Peñaranda de Bracamonte. Tres kilómetros corriendo, diez en bici y otro kilómetro y medio para terminar. Terreno totalmente urbano para la carrera a pie y combinado de caminos, mayoritario, con asfalto, para la parte de bici.

Salgo de Salamanca con una niebla brutal, pero acercándome a Peñaranda veo que la mañana va a ser espléndida, soleada y con buena temperatura. Recogida de dorsales y colocación de bicicleta, zapatillas, casco, etc. Todo muy bien organizado por parte del Ayuntamiento peñarandino, pero no puede ser de otra manera siendo como es la concejala de deportes la excelente atleta local Pilar García. Control de dorsal y dni para el acceso a boxes por parte de la Federación de Triatlón de Castilla y Léon. Me gusta lo que voy viendo.

Tras el pertinente calentamiento nos situamos para la prueba. Veo mucho nivel por aquí, el mio está muy por debajo de ellos, tranquilidad por tanto.

El inicio, como esperaba, a toda caña…, las dos vueltas al circuito preparado para tal fin, aunque es poca la distancia, se hacen duras, sobre todo la primera. La segunda, con el ritmo ya cogido, y con calor en el cuerpo es mas llevadera y divertida, aunque la exigencia hace que las piernas lleguen a los boxes bastante cargadas. Cambio de zapatillas, casco colocado, y bici. Salir del box, montar en la bici y, oh voila, cómo cambian las sensaciones, y es que si uno está hecho a los pedales, está hecho a los pedales.

El primer tramo de asfalto no es el propicio para las ruedas de la btt, y en el momento que cogemos la primera pista la bicicleta desliza como si de una de ruedas finas se tratase y en un velódromo estuviese. Disfruto mucho el tramo de bicicleta, y aunque una larga recta en ascenso se me hace un poco pesada, el tramo es desde luego muy propicio. Con la bicicleta si que lo puedo dar todo, las piernas responden, y voy a tope. Sólo son diez kilómetros, y no se puede guardar nada.

Llegamos de nuevo a Peñaranda, a su plaza mayor para dejar la bici, calzar las zapatillas y salir de nuevo a correr. Tenía dudas acerca de como iban a responder las piernas tras el tramo en bici, pero, para mi sorpresa las piernas responden, mucho mas que el resuello, pero, como decía antes, es poca la distancia y hay que darlo todo de nuevo, aunque sin forzar por miedo a tirones inesperados, calambres o lo que puede ser peor, lesiones, que por suerte no se produjeron. Era la primera experiencia en este campo, y siempre tienes alguna duda acerca de como puede responder el cuerpo al cambio de modalidad. No eran muchos los kilómetros, por eso me pareció adecuado debutar en duatlón en la prueba de Peñaranda.

Al final buenas sensaciones, con dudas de si podía haber ido un poco mas rápido en la primera parte de la carrera a pie, pero el desconocimiento me mantuvo, creo que para bien, prudente. Ahora vienen nuevos duatlones, alguno muy duro por lo visto en los perfiles. Es una nueva oportunidad de superarse a sí mismo en cada uno de ellos.

 

Publicado en Cicloturismo, Duatlón, Mis carreras, Mis salidas | Deja un comentario

Épica en el Canal de Castilla

Por unas cosas o por otras eran ya varios los años que no podía concluir con Victor y compañía la ruta completa del Canal de Castilla, esa magnífica aventura de embarcarse en los 250 años de sueño ilustrado. Tenía claro que de este año no podía pasar, así que el 19 de julio, tempranito, a las seis de la mañana, ya estaba en Medina de Rioseco. Había quedado con Victor en ayudarle en el reparto de dorsales de última hora, justo antes de tomar la salida a las ocho de la mañana junto a la dársena del Canal.

Y, ahora, cuando escribo estas líneas repasando lo que fue el GP Canal de Castilla 2014, no puedo menos de echar la vista atrás, y cual Abuelo Cebolleta, rememorar, lo que sin duda fue el punto de partida de esta maravillosa aventura que es el GP Canal de Castilla y que no fue otra que una de las quedadas habituales que se organizaban en la web de APM. Ésta, en concreto, fue en 2007, cuando Victor, Buru, Nino, Miguel, el que escribe, y alguno mas, nos adentramos, en pleno mes de febrero en las sirgas para realizar el recorrido completo del Canal desde Valladolid hasta Alar del Rey. Sé que aquel día comenzó en la cabeza de Victor a engendrarse esta aventura. Muchas horas de trabajo después, de sinsabores, pero también de satisfacciones, el GP Canal de Castilla tomaba forma. Corría el año 2011, con la edición cero. Después vino la primera edición en 2012, y tras un año de paréntesis, 2014 daba continuidad a este maravilloso proyecto, que, estoy seguro, a pesar de las zancadillas que puedan surgir, continuará en 2015.

Tras este paréntesis, necesario, voy a lo que fue la edición 2014. Como os decía, desde las seis en Rioseco entregando los últimos dorsales y pasaportes del Canal. Saludos a unos y otros, y la consiguiente foto con Dori, invitada de honor en la edición de este año. Victor me permitió escribir unas palabras para la web sobre la invitada de este año. Pongo aquí de nuevo el enlace a ellas. En este país no se valora el deporte femenino. Ojalá tuviésemos mas en cuenta a campeonas como Dori. Otro gallo cantaría.

Entre fotos y saludos llegamos los últimos a la dársena. Victor está contando a los participantes, unos ciento sesenta, alguna de las carácterísticas de la prueba: que si esa entrada en aquella sirga, que si no tiene carácter competitivo, que si es una marcha sin reloj y por lo tanto se irá suave, etc, Y una leche suave. Aquí tras los primeros kilómetros neutralizados se da rienda suelta a la locura. Joder, que rodamos a 40 kms/h… En fin, nosotros los últimos, en el látigo del pelotón. Pero la mala suerte comienza rápido. Javi rompe un radio y tenemos que parar, así que antes de Montealegre ya somos los ultimísimos, lejos del pelotón. Toca calentón para alcanzar a un grupo numeroso que nos precede. Lo hacemos al pasar Villalba de los Alcores. Por suerte para nosotros, se ha parado la marcha, creo que por mandado de la Guardia Civil, para reagrupar el pelotón. A partir de ahí, marcha en el seno del pelotón, pero a 40 y 45 por hora, yo tengo claro que a este ritmo imposible terminar la marcha. Con este pensamiento llegamos a Cigales y poco después a Cabezón de Pisuerga. Ya se huele el Canal. En Cabezón primer avituallamiento líquido, donde se aprovecha para separar el grano de la paja: los que querían ir muy rápido ni siquiera paran a avituallarse y van como locos a buscar la primer sirga. El resto paramos relajados a rellenar bidones y tras refrescarnos buscar también la primera sirga del día.

Qué gozada es ir con la bici de carretera por los caminos superando los treinta o treinta y cinco por hora. Es una sensación muy distinta a la que vivimos a esa misma velocidad con la btt. Esta primera sirga es poco mas larga de un km, pero después viene otra de casi seis. Tras ella repechillos de Tierra de Campos, alguna que otra emboscada que ha metido la organización y recorrido entre viñedos primero y trigales después para llegar a Dueñas, donde está el primer avituallamiento sólido del día, donde hay que sellar además el pasaporte del Canal.

Tras una salida complicada la que ha buscado Victor para salir de Dueñas, enseguida buscamos de nuevo el Canal, con una sirga de casi 15 kms que nos llevará a Palencia. Rodamos atrás del todo, y es una gozada contemplar las estelas polvorientas de los que nos preceden.

Tras Palencia, y una vez superado el Alto de Autilla la cosa cambia. El viento, que ya preveiamos que iba a ser contrario a la marcha a partir de aquí, se convierte en un invitado molesto de verdad. Las largas rectas a las que nos enfrentamos ahora y el viento en contra hacen que sea un tramo de la ruta bastante incómodo. Estamos deseando llegar de nuevo a la tierra, y lo haremos con un par de caminos blancos antes de llegar a Ampudia, donde está el segundo avituallamiento completo y también sello del pasaporte.

En Ampudia comienzan a ocurrir cosas: Carlos pincha y tiene que cambiar. Yo pincho, pero gracias a las cámaras con gel puedo mantener rellenando aire, pero, lo que es mas importante: comienza a llover.

Al principio de forma suave, incluso se agradece la lluvia. El viento es incomodo a la salida de Ampudia, y de nuevo alguna larga recta se hace interminable, pero el rutómetro nos dice que estamos cerca de los últimos 25 kms, de los cuales 23 son en tierra y sirgas.

Llegamos a Meneses de Campos. Toca respetar a otro gran pelotón con el que nos cruzamos que no es otro que un numeroso rebaño de ovejas. En Meneses comienza uno de los tramos de caminos blancos mas duros. Catalogado con cuatro estrellas, son casi ocho kms en los que la dureza es ya considerable. En el centro del camino las piedras casi puntiagudas hacen que sea muy incómodo transitar por ellas por lo que todos, cual si estuviésemos en el pavé de Roubaix buscamos los laterales de la calzada para rodar mejor. La lluvia arrecia fuerte y toca pararse de nuevo para poner aire en la maltrecha cámara.

Tras un giro a la izquierda desaparecen las piedras del camino y se ve a lo lejos el típico camino de concetración parcelaria: parece en buen estado, recto, ancho, con tierra compactada. Aquí, sin embargo, comienza la tortura, y a la vez la épica. La lluvia pasa a ser torrencial, y lo que parecía un idílico camino se convierte en una pista de patinaje con mucho barro suelto que comienza a acumularse en los puentes de los frenos y en las partes estrechas de las horquillas traseras de manera que se convierte en imposible seguir avanzando. Toca poner pie a tierra. Las calas de las zapatillas se llenan también de barro, tenemos que echarnos las bicis al hombro para intentar salir de esta trampa.

Consigo retirar un poquito el barro de los puentes de los frenos, y tras un pequeño tramo de descenso consigo de nuevo subir a la bici, y previo golpeo de las zapatillas contra los pedales para desprender el barro de las calas consigo reanudar la marcha, con la lluvia arreciando y con el barro haciendo de freno pienso que va a ser imposible conseguir terminar. Sé que hay aun bastante gente tras de mi, pero, ¿vendrá algún vehículo de la organización? Estoy aun a unos quince kms de meta. Es imposible que pueda terminar.

Pero, mientras nuestro cuerpo aguanta somos personas, a partir de ahí somos ciclistas. Esta frase me viene al pelo para describir lo que ocurrió desde ahí. Superado a duras penas la zona de barro llegamos a la última sirga. Desde aquí paralelos al Canal ya hasta Medina de Rioseco. Son algo mas de trece kms, pero, la sirga con la lluvia no es lo que esperaba. Se ha convertido en una auténtica trampa con multitud de charcos en los que no sabes que te vas a encontrar cuando trascurres por ellos. Uno de ellos casi hace a Javi irse de cabeza al Canal. Se ha convertido en un tramo traicionero. Se hace duro. La lluvia arrecia de forma brutal, en algunas zonas impidiendo tener una buena visión. La cámara ya apenas aguanta. Cada dos o tres kms tengo que parar a dar aire. El barro, el sudor, el agua se desliza por el casco cayendo hacia la cara. Desde luego el GP Canal de Castilla se ha convertido en épico. La lluvia se ha encargado de ello.

Al final, a duras penas llegamos a Rioseco. Allí nos espera Victor, estoico aguardando a cada corredor. En su cara se dibuja una media sonrisa mitad de satisfacción, mitad de preocupación. Desde luego no se esperaba, ni mucho menos, un desenlace como este, pero, gracias a la lluvia el Canal se ha convertido, a partir de ahora, en una cita obligatoria para muchos. Vendrán algunos buscando una épica como la de este año que quizás no se vuelva a producir, pero, el ciclismo épico de antaño está ya en el ADN de esta prueba muchos la tendrán como fija en su calendario cicloturista.

Publicado en Cicloturismo, GP Canal de Castilla, Mis salidas | 3 comentarios

Tour 2014. El Tour con menos kms contrarreloj de la historia.

Se presentó el recorrido del Tour de Francia 2014. Un Tour, que, como decimos en el título de este post, es el Tour que historicamente tiene menos kilómetros en la modalidad de lucha contrarreloj. Bien es verdad que en otras ocasiones han sido menos kms en cronos individuales, pero las hubo también por equipos, en la edición 2014 se limitará a los 54 que unen Bergerac con Périgueux en la penúltima etapa. No hay por tanto crono por equipos ni prólogo.

El recorrido, marcado este año por su salida en Leeds, en Gran Bretaña, y las tres etapas por suelo inglés, hace hincapié, como ha dicho Preud’Homme en la presentación, a la consideración de los Vosgos como la otra gran cordillera a tener en cuenta, también de cara a futuras ediciones, en cuanto a puertos y montaña se refiere.

Con las tres etapas iniciales en Inglaterra, la tercera llegando a Londres en la misma línea de meta que los Juegos Olímpicos, el pelotón cruzará el Canal de la Mancha para homenajear, eso para los organizadores, o sufrir, para los ciclistas al pavé. La quinta etapa, con final en Arenberg Porte du Hainaut recorrerá varios kilómetros de adoquines divididos en nueve tramos en los últimos ochenta kilómetros de la etapa, con el del Carrefour de l’Arbre para abrir boca, y con el último, el de Hèlesmes à Wallers a tan solo siete kilómetros de la llegada. Una etapa, sin duda, de muchos nervios.

Tras el pavé, con un par de etapas para llegadas masivas, llegamos a los Vosgos, donde tendremos dos llegadas en alto, con una etapa llana en medio de las dos. La primera llegará a Gérardmer La Mauselaine. Se trata de una llegada rara, con el puerto de la Croix de Mointats a 19 de meta, un ligero descenso que da paso a la  subida al col de Grosse Pierre, y tras otro pequeñito descenso la subida a la Mauselaine donde ya ganó en 2005 Peter Weening. La segunda se convierte, y en esto incidía Preud’Homme, en una gran etapa de montaña. Son seis puertos con llegada final a La Planche des Belles Filles. Si alguno se entretiene en buscar niñas guapas durante la etapa, le puede caer una minutada. Bonita etapa.

Tras el descanso, para el siguiente fin de semana nos esperan los Alpes. También tendremos aquí dos etapas con final en Chamrousse tras paso previo por el col de Palaquit, y la segunda terminando en Risoul  donde ya han ganado los dos primeros del pasado Tour, Froome en la pasada Doauphiné y Quintana hace tres años en el Tour del Porvenir, pasando antes por Lautaret y por fin de nuevo el Izoard, uno de los puertos mas bellos de la cordillera.

Y este año, como ha apuntado Contador en la presentación, el plato fuerte de la montaña está en los Pirineos. En la cordillera fronteriza disfrutaremos de tres etapas con dos llegadas en alto: Bagnères de Luchon, subiendo Portet d’Aspet y Bàles, coronando éste y descenso loco hacia la meta. Pla d’Adet con Portillon, Peyresourde y Val Louron y Hautacam subiendo previamente el col du Tourmalet, por Campan y La Mongie.

Tras la montaña, la crono ya mencionada entre Bergerac y Périgueux. Un recorrido, que, a la inversa, saliendo entonces de Périgueux para concluir en Bergerac, sirvió a Miguel Indurain para sentenciar el Tour de 1994.

En resumen, que el Tour, como siempre, estará por encima del recorrido, haya más o menos kilómetros contrarreloj, por encima de la montaña, haya dos o tres cordilleras a recorrer, y por encima de los ciclistas que acudan a disputarlo. El tour es único, es uno de los grandes acontecimientos deportivos y culturales para los franceses, y como cada año, será un gran espectáculo.

 

Publicado en Ciclismo actual, Le Tour | Deja un comentario

UCI World Tour. Victorias españolas en medio de la agonía.

Terminó la temporada ciclista 2013 y, tras el último triunfo de Beñat Intxausti en el Tour de Beijing, España se alza con la victoria en las tres categorías del UCI World Tour: Clasificación individual con Purito Rodríguez, Clasificación por equipos con Movistar Team, y Clasificación por países. Todo un éxito. O quizás no tanto.

Desde luego el éxito está ahí, y como tal hay que catalogarlo. El triunfo de Joaquín Purito Rodríguez no es merecido, es merecidísimo. La constancia y la entrega de este corredor está por encima de cualquier discusión. Lástima el remate final en el Campeonato del Mundo…

De Movistar podemos decir lo mismo. Estaba claro que era el mejor equipo a principios de temporada con la falta, quizás, de un líder de los que dijésemos que podía ser candidato a ganar una de las tres grandes, ya que en Valverde, luego se ha visto, no se puede confiar cien por cien. Sabemos que va a estar ahí, pero de eso a llevarse una de las tres grandes, hoy por hoy, hay un abismo. Luego, tras la Itzulia, y sobre todo en el Tour, descubrimos que en Nairo Quintana, el equipo de Telefónica si tiene un potencial ganador de una vuelta de tres semanas. Y, por supuesto, la clase y la inteligencia de Rui Costa han hecho el resto: Suiza, dos victorias en el Tour, el remate del mundial. El portugués es un corredor al que van a echar mucho de menos en Movistar.

Y por países, teniendo a Purito como número uno, los puntos de Valverde, que han sido muchos, mas los que han sumado Dani Moreno, Alejandro Contador y Beñat Intxausti, por citar solo los que han concluido entre los veinticinco primeros, es normal ser número uno por países.

Sin embargo, como decía este exito está claramente ensombrecido por el panorama ciclista al que se enfrentan nuestros corredores a partir de 2014. Ya a los grandes corredores españoles los vemos con los maillots de equipos foraneos. A partir de ahora no va a quedar otra. La realidad es que en España se quedan solamente Movistar en el World Tour y Caja Rural como continental. Desolador.

Si, se espera como agua de mayo para 2015 la llegada del conjunto patrocinado por Fernando Alonso, pero ojo, el piloto de F1 va a comprar una licencia. Hubiese sido ideal que comprase la de Euskaltel y el equipo se quedase en España, perop los intereses creados dieron al traste con la operación y ahora cabe la posibilidad que la licencia sea de otro equipo y que las cirsustancias hagan que sea también foraneo. Veremos.

Es de agradecer la apuesta de Movistar de renovar el patrocinio tres años mas, y de Caja Rural que llevan apostando media vida por el ciclismo español. La inversión en el ciclismo está demostrado que es rentable. Cualquier empresa multiplica la inversión que hacen en patrocinar a una escuadra profesional. Sin embargo, por qué no se hace en España? Desde luego son muchas las circustancias a tener en cuenta. Una de ellas es el desprecio al ciclismo desde los medios de comunicación. No tiene el mismo valor para los medios que Purito sea número uno del ranking UCI a  que Rafa Nadal sea número uno del ranking ATP. Esa es una realidad. Portadas de periódicos y cabeceras de informativos abrieron con la recuperación de Nadal del número uno, pero ninguno menciono a Purito…, es la realidad de nuestro deporte. Los intereses de médicos, directores, gestores, se han cargado en buena parte la gallina de los huevos de oro que era el ciclismo de los noventa. Apechuguemos con la lacra del doping, porque de ello si sacan portadas los medios, pero intentemos no cargarnos la nueva hornada de corredores que vienen detrás de los que hay ahora, y que lo tienen muy complicado para dar el salto al profesionalismo.

Publicado en Ciclismo actual, UCI | Deja un comentario

Ruta del Equinocio de otoño

Llega el otoño. Para celebrar el Equinocio de esta estación nos vamos de ruta btt por la Sierra de Francia.

Nos situamos en El Cabaco como punto de partida de nuestra ruta. Aun no ha salido el sol cuando ya estamos dando las primeras pedaladas que nos llevan, a través del espeso robledal del pueblo, y por el camino del pantano, a las faldas de la Peña de Francia.

Rapidamente, tras tener que cruzar una carretera la ruta comienza a ser exigente. Encontramos un tramo de unos trescientos metros con picos de pendiente del 14%. Esta primera dura rampa y el calor que ya comienza a apretar hacen que nos comience a sobrar al ropa de abrigo con la que hemos empezado la jornada. Para ser comienzo de otoño la temperatura es mas bien del mes de julio.

Hemos superado la primera dura rampa y nos dirigimos a la carretera de la Peña de Francia. Hay que hacer dos kilómetros por carretera, para, una vez pasada la Fuente de Simón Vela, unos quinientos metros mas arriba, tomar el camino que sale a la izquierda de la carretera. Este es el camino que vamos a seguir hasta nuestro primer gran reto: la Peña Carbonera.

Vamos a bordear por el interior la Peña de Francia. Toda la ladera de Lera queda a nuestra izquierda. Aunque parece que el camino desciende durante buena parte del mismo es un falso llano con ligera forma ascendente.

En el cruce con el camino al Paso de los Lobos y a Monsagro, a través del GR10, comenzamos, ahora si, un vertiginoso descenso que nos llevaría hasta el mismo río Francia de seguirlo hasta abajo, pero, para nosotros el descenso termina pronto y comenzamos las primeras duras rampas hacia la Peña Carbonera. Este primer tramo, hasta el cruce con el camino que sube desde La Alberca combina un tramo muy duro al principio con otro suave hasta el citado cruce. Desde allí otra vez dura ascensión hasta la Peña el Huevo, imponente mole rocosa que domina gran parte de esta zona de la Sierra de Francia. Ya queda poco para la Peña Carbonera, pero lo que queda es lo mas duro. Vamos a tener un duro y largo tramo constante al 11%, y como remate final la dura rampa hasta la caseta de observadores forestales, que supera el 15% y que con tanta piedra suelta no nos queda mas remedio que hacerlo bajados de la bici. Menos mal que apenas son treinta metros….

Arriba, en la Peña Carbonera toca disfrutar, y de que manera, del paisaje que tenemos a nuestro alrededor, desde la ladera del valle de Lera, con la Peña de Francia frente a nosotros, al imponente paisaje que esta zona del Valle de Batuecas nos depara del otro lado. Impresionante.

Tras el deleite para los sentidos continuamos nuestra ruta. Vamos a descender ahora hasta La Alberca. El descenso es rápido y vertiginoso. Hay que tener un poco de cuidado con las piedras sueltas. Rápidamente nos plantamos en la carretera del Portillo de Las Batuecas. Toca otros dos kilómetros en descenso por esta carretera para, ya en La Alberca, tomar la ruta que parte en la ermita del Humilladero, ruta, que podriamos llamar de los castaños, ya que entre estos preciosos árboles vamos a pedalear. Será así casi hasta el río Francia, si bien el camino nos sorprenderá un par de veces con auténticas paredes, que entre la fuerte pendiente y las piedras sueltas nos hará poner pie a tierra y hacerlas andando.

Cruzamos el río Francia por el estrecho puente de piedra existente, y, justo al cruzarlo la ruta nos ofrece la alternativa de seguir a la izquierda hacia la Peña de Francia, o a la derecha, dirección El Casarito. Y aunque la primera propuesta es muy tentadora, hoy el tiempo y el calor apremían y tomamos el camino que nos lleva hasta El Casarito, con una fuerte pendiente al principio, que suaviza cuando llegamos a la altura del bosque de robles. Desde allí el camino nos lleva hasta la ruta habilitada de los Castaños Milenarios, una ruta para pasear, sobre todo en otoño, recomendable para cualquiera.

Ya casi hemos puesto punto final a nuestra ruta de bienvenida al otoño. Solo nos queda enlazar con el camino que nos lleva de nuevo a El Cabaco a través del pantano de la localidad y volver, tras mas de tres horas pedaleando al punto de partida de nuestra salida de hoy con la bicicleta de ruedas gordas.

Publicado en btt, Mis salidas | Deja un comentario

El Tour del Centenario

Se presentó en París este mediodía la edición centenaria del Tour de Francia. Había mucha, demasiada quizás, expectación sobre el acontecimiento de la presentación de la ronda gala.

Y esa expectación, como se vio después estaba relacionada con el tema de moda, el tema Lance Armstrong, un tema que analizaremos en Tribuna Deportiva una vez que pase toda la locura inicial sobre lo ocurrido. Al final del acto, las típicas preguntas a los ciclistas presentes: ¿Qué te parece el recorrido? ¿Quién es el máximo favorito? Y, sobre todo ¿Qué te parece el tema USADA-Armstrong? Sobraba, pero era inevitable.

Centrándonos en el recorrido presentado hoy, y para ser el Tour del Centenario, francamente, esperaba más. El recorrido me gusta. Me gusta mucho. Es equilibrado. No hay prólogo, hay mucha montaña, y hay cronos, dos individuales, no demasiado largas, y una por equipos. Es un recorrido típico del Tour, con algunas excepciones, ya que la salida de Córcega y su orografía hacen que no sea una salida, digamos, al uso del Tour.

Digo que esperaba más del Tour del Centenario, porque una carrera como el Tour, le debe mucho de lo que es a grandes puertos y a grandes montañas. En Francia hay mucho puerto mítico, pero por encima de todos hay dos, uno en Pirineos y otro en Alpes, son el Tourmalet y el Galibier, y ambos se han quedado fuera de la ronda centenaria. Si, en años precedentes los dos colosos han tenido ya su dosis de protagonismo con celebraciones en sus cimas, pero, había ocasión en 2013, en una ocasión tan especial de volver a contar con ellos, y máxime, cuando hay etapas, tanto en Pirineos como en Alpes, donde era tan sencillo subir Tourmalet y Galibier, como tomar un cruce en la ruta que les lleva a otro puerto.

Por lo demás, cuatro finales en alto, pero muchos puertos además de esas finales, empezando por la segunda etapa en Córcega todavía donde ya tenemos unas subidas exigentes.
En Pirineos dos etapas, con finales en Ax 3 Domaines, final en alto, y en Bagneres de Bigorre, con cinco grandes puertos antes de llegar al pueblo famoso por su termas.

En Alpes, como se sabía, se le rinde pleitesía a L’Alpe D´Huez con dos ascensiones en la misma etapa, se sube la primera hasta el desvío al aeropuerto, se baja por el col de Sarenne y se vuelve a ascender para concluir en la llegada tradicional. Una seguda etapa con llegada a Le Grand Bornand, con Madeleine y Glandon, y una tercera muy esperada con la ascensión a Annecy.

Y por medio, otro gran coloso que no podía faltar en este centenario Tour: le Mont Ventoux. Etapa unipuerto, pero que para llegar al gran gigante de Provence los ciclista deberán hacer 240 kms…

Preciosa se presenta también la primera crono individual, con final en el mismísimo Mont Saint-Michelle, una de las joyas normandas. Y como colofón, ASO ha decidido que la última etapa, en los Campos Eliseos finalice a las 21:30, hora de máxima audiencia, aunque en Francia, con su carrera, no les hace demasiada falta, debido al carácter, lúdico y cultural con el que conciben los franceses su carrera.

Publicado en Le Tour | Deja un comentario

Campeonato del mundo de ciclismo. Fe en los nuestros.

Hasta el diario deportivo francés por excelencia, el diario L’Equipe, se atrevió a llamar el Dream Team del ciclismo al conjunto que José Luis de Santos, seleccionador nacional, ha juntado para la cita mundialista de Limburgo. Lo mejor, con algunas excepciones, que no han llegado con el punto de forma optimo a esta parte de la temporada, del pelotón nacional ha sido convocado para defender nuestros colores en tierras holandesas: Alberto Contador, Alejandro Valverde, Joaquín Rodríguez, el pódio de la Vuelta, Oscar Freire, Samuel Sánchez, Juan Antonio Flecha, Pablo Lastras, Dani Moreno y Jonathan Castroviejo. Equipazo.

            No recuerdo una selección tan potente. Ni las históricas selecciones italianas de los noventa, cuando Bugno consiguió sus títulos mundiales, ni las de la primera década del nuevo milenio, cuando hizo lo propio Bettini, hoy seleccionador azzurro, tenían tanto potencial como tiene la nuestra. Pero, ojo, hay demasiado líder en el equipo. Los corredores, y el seleccionador, tienen que tener muy presentes las palabras del corredor de Movistar Imanol Erviti. El ciclista navarro, seleccionado en las dos últimas citas mundialistas, comentaba que los corredores de la selección tienen que ser honestos con la misma y tener claro en todo momento el papel a desempeñar y la estrategía de la carrera. Las estrategías sabemos que pueden fallar, no siempre todo sale como se plantea. La honestidad de los corredores la presuponemos.

El circuito es duro. Hasta siete cotas se ascenderán en la primera parte de la prueba, antes de entrar en el circuito de Valkenburg. Se trata de una especie de Amtel Gold Race, ya que el recorrido de la clásica y el del mundial comparten gran parte de ruta. Una vez afrontados estos 114 kilómetros, con estas siete cotas, se afronta el circuito final: 16 kms, al que se darán 10 vueltas, y con dos muros considerables: Bemelerberg, primer muro: 900 metros al 5%, y el famosísimo Cauberg con sus 1200 metros y una pendiente media del 6%, pero con un tramo intermedio de unos 500 metros al 10%, y que a buen seguro será decisivo de cara a la suerte del Campeonato del Mundo.

Como venimos diciendo, el equipo español es impresionante. Los demás equipos, a buen seguro, van a dejar la tostada de controlar el pelotón a nuestros corredores, y es ahí donde podemos encontrar el punto flaco del que hablabamos antes. Por características de los corredores, el recorrido es propicio para Samuel Sánchez, para Alejandro Valverde, para Oscar Freire, para Purito, e incluso para Contador y Flecha, pero claro, en una carrera de estas alguno se tiene que sacrificar por el bien del equipo. Lo ideal, que alguno de ellos entre en la fuga buena y que otras selecciones tengan que hacer el trabajo de desgaste. Un antecedente cercano: en  la carrera de los Juegos Olímpicos, todas las miradas estaban centradas en Cavendish, y su selección afrontó el protagonismo y asumió la persecución de los escapados, con resultados, como todos recordamos, no precisamente esperados por la selección británica.

 

Sí, la escuadra española parte como una de las máximas favoritas, pero el abanico de corredores con posibilidades a los que el circuito le viene como anillo al dedo es extensa: Gilbert,  Boonen, Níbali, Nocentini, Sagan, Degenkolb, los australianos con Gerrans, Albasini, Froome, Boasson Hagen, Cavendish, Boom, Kolobnev, Phinney, Van Garderen, etc., etc.

Vaya nivelazo! Prohibido perdérselo.

@desdemispedales

Publicado en Alberto Contador, Campeonato del Mundo, Ciclismo actual, Froome, Gilbert, Peter Sagan, Samuel Sánchez, UCI, Valverde, Vincenzo Nibali | 1 comentario

El poder anglosajón

El mundo ciclista ha cambiado. Todos, de un tiempo a esta parte lo tenemos claro: nuevas carreras en mercados emergentes com Qatar, Indonesia, China, y carreras ya consolidadas en Australia, Canadá y Estados Unidos. La Vieja Europa ya no es lo que era. A esta afirmación, tan en boca de todos, si a economía nos referimos en estos días, tiene también cabida para el ciclismo, aunque, en Europa, y en esto si que sigue en cabeza, se siguen disputando las grandes carreras del calendario.

Si en cuanto a carreras el ciclimo tipo ha cambiado, también se ha globalizado en cuanto a corredores. Han surgido nuevas potencias ciclistas. Ya no se basa todo en Francia, Italia, España, Bélgica y Holanda, con algún destacado de países como Alemania o Luxemburgo, ahora el ciclismo abre su abanico a países que historicamente no han tenido, salvo excepciones, corredores en la élide del deporte del pedal. Ya ocurrió en Estados Unidos donde había ciclismo destacado, pero no campeones, hasta que llegaron LeMond, Hampsten y la gran eclosión con Armstrong. Fue posteriormente Australia, donde el profesionalismo ha desembarcado de manera brutal: equipo propio, corredores que ganan en todos los terrenos, y Cadel Evans ganando un Tour. Aun recuerdo el pelo largo de Phil Anderson, lo exótico que parecía, hace veinte años.

Algo parecido ha ocurrido en Gran Bretaña. No era la Pérfida Albión un país propicio en tener ciclistas de élite en carretera. Si, en su momento el malogrado Simpson, o Millar estuvieron en un nivel notable dentro del pelotón, pero era en la pista donde los ingleses destacaban, y de allí, del velódromo ha llegado también el gran salto en cuanto a corredores, y campeones para la ruta: Cavendish y Wiggins son los dos mejores ejemplos, pero no los únicos. Hay una gran nómina de corredores ingleses (empezando por Froome) al asalto de las grandes carreras del calendario.

Mark Cavendish y Bradley Wiggins son auténticos ídolos de masas en Gran Bretaña. El ciclismo ha llegado a niveles similares a los del rugby o los del fútbol, algo muy difícil de conseguir. El Tour 2012 ha sido la culminación a unos años en los que el dominio británico ha saltado del velódromo a los esprines, a las cronos y a las altas montañas. Cavendish lleva un lustro demostrando que no hay nadie como el en las llegadas masivas. Lo ha demostrado en el Tour, antes en la Vuelta, en el Giro, en los Tours precedentes y sobre todo en el Campeonato del Mundo del año pasado, donde el equipo británico funcionó como un auténtico rodillo, teniendo controlado en todo momento, para que su líder rematara, y vaya si lo hizo.

Y Wiggins, algo similar. Dejó, o compaginó, mejor dicho, ya que en Pekín 2008 aun hizo pista, la carretera con el velódromo y sorprendió a todo en el Tour 2009 mostrandose en cabeza y manteniendose en los primeros puestos de la clasificación general. Sorpresa general, pero nadie dábamos un duro por el. El año siguiente batacazo en el Tour, y opinión general que lo de Wiggo y las carreteras había sido flor de un día, que debería volver al velódromo, pero nadie contaba con la constancia, la ambición y la fuerza de voluntad de este espigado inglés. Obsesionado con la preparación, bajó, y mucho su peso, y comenzó la temporada 2011 con muy buenas perspectivas, pero, eran carreras menores, decíamos, no podrá con el Tour. Y no, no pudo con el, ya que una de las numerosas montoneras acabó con el bueno de Wiggo en el suelo con la clavícula rota. Se venía abajo la esperanza y la obsesión por esta carrera, y los esfuerzos de mucho tiempo.

Pero, ya hemos dicho que la constancia es una de sus mayores virtudes. Vino a la Vuelta, y no como preparación al Mundial. Vino a ganarla. Y puedo hacerlo, pero se le hizo larga, y se le hizo dura, y sobre todo, no contaba con el Angliru. Sin el coloso de Riosa es probable que Wiggins hubiese ganado la Vuelta. No lo hizo, las malas estrategías en carrera hicieron que tampoco lo ganase su compañero Froome, pero en la Vuelta 2011 Bradley Wiggins supo que en sus piernas había una gran vuelta por etapas.

2012 no ha hecho mas que confirmar lo que se venía apuntando. Es difícil, muy difícil que algún corredor pueda superar a Wiggins en la crono, y en ellas ha basado sus victorias. Froome y el rodillo del Sky han hecho el resto: ritmo duro para que nadie pueda atacar, y a Froome “bajo mordaza”. El corredor de origen keniano parece, hoy por hoy, y hasta que vuelvan a estar sobre la ruta Contador y A. Schleck, el único corredor capaz de superarle. Pero Chris Froome, además de ser un grandísimo corredor, ha demostrado ser un fenomenal y extraordinario compañero. Seguro que el futuro, en Sky, es otro cantar.

@desdemispedales.

Publicado en Ciclismo actual | 1 comentario

Gran victoria de Alejandro Valverde

Qué grande hoy Alejandro Valverde. Cómo se merecía este triunfo, después del Tour de calamidades que ha pasado. Y qué grande en sus declaraciones, emocionadas, tras el final de etapa, recordando a Xavi Tondo.

La victoria del corredor de Movistar se ha fraguado desde casi el primer kilómetro de carrera. Hoy la etapa no era larga, apenas 150 kms, y desde el principio se ha buscado la fuga. Había un puerto duro, muy duro, casi de salida, el Col de Menté, y ahí Movistar, también Euskaltel, ha sabido mover muy bien a sus corredores, metiendo tres cada uno en la fuga, en la que también estaban Kessiakoff y Voeckler para pelear por el maillot de la montaña, que finalmente se ha llevado el francés.

La estrategia, además de las fuerzas, es importante en carrera, y la labor de líder también. Hoy Alejandro Valverde ha tenido claras las dos cosas, y en el descenso de Menté, incluso ha tenido una conversación con Nibali haciendole ver que si se metía adelante, con la fuga, peligraba el éxito para ésta, y así ha sido. Nibali, que tampoco iba super, como luego se ha podido ver, se ha quedado en la disciplina del pelotón, y la fuga se ha ido para adelante, con poco margen: siempre rondando los dos minutos.

En la zona de valle de la etapa, Rubén Plaza ha hecho un trabajo sensacional. De esos trabajos que no salen en los medios pero que son fundamentales para que luego llegen las victorias como la de hoy. Y tras el esfuerzo de Plaza, Rui Costa, ya en Balès, ha separado el grano de la paja, con su ataque, que ha secundado Valverde, coronando en solitario el gran puerto pirenaico y lanzandose en rápido descenso hacía el Peyresourde, donde ha mantenido siempre la ventaja administrada en Balès y en el descenso. Parecía imposible que se le escapase el triunfo.

Nervios, dudas, y mas en Sky

Pero en los tres kilómetros finales de subida a Peyragudes la fatiga vino de golpe a la piernas del murciano, y los segundos de ventaja disminuían a toda velocidad. Pero hoy, además de a su equipo y a su tesón, Alejandro Valverde debe agradecer su victoria a las dudas en el seno del equipo Sky, donde Froome, una vez mas, era el mas fuerte, y ha tenido que esperar varias veces a Wiggins para no dejarle de rueda. Esas dudas han permitido ganar a Valverde. Si Froome sigue su ritmo desde el inicio de Peyuragudes es mas que probable que estuviesemos hablando de él como ganador de la etapa. Por suerte para Valverde y Movistar las dudas le han permitido administrar la ventaja conseguida y hacerse con esta gran victoria. Enhorabuena.

@desdemispedales

Publicado en Ciclismo actual, Froome, Le Tour, Movistar, Sky, Valverde, Wiggins | Deja un comentario

Durmiendo con su enemigo

No estoy seguro quien lo pensará mas, si Bradley Wiggins o Chris Froome. El equipo Sky tiene claro quien quiere que gane el Tour. También lo tenía claro en la pasada Vuelta a España. La sombra de Wiggo es demasiado alargada en el seno del equipo inglés, y su obsesión con ganar el Tour, primero, el año pasado la Vuelta, de nuevo el Tour puede haber llegado a ser enfemiza en el equipo Sky, no se comprende, si no es así, que sigan teniendo a Froome trabajando si o si para Wiggins. En la Vuelta del año pasado trabajar para el expistard le supuso al corredor nacido en Kenia, y por consiguiente a su equipo, perder la Vuelta. Puede volver a ocurrir lo mismo con el Tour este año, lo que ocurre, que no se ve, hoy por hoy, a nadie con la valentía de Cobo el año pasado en L’Angliru, capaz de poner patas arriba la carrera. Hay mucho conformismo en el Tour.

La etapa de hoy era claramente una etapa de atacar e intentar reventar al equipo Sky en el segundo puerto de la jornada, el Glandon, o la Croix de Fer, que es hasta donde se ascendía, y así lo entendía también Cadel Evans, obligado a recortar tiempo. El asutraliano lanzó para adelante a Van Garderen y atacó de forma brutal en pos del maillot blanco del Tour, pero pronto se vio que Evans no podía seguir la rueda de su compañero, y que ese ataque se iba a quedar en nada, es mas, suerte tuvo que el ritmo cansino del Sky le permitió seguir en el grupo una vez fue engullido por el mismo, de lo contrario le hubiese ocurrido lo que le ocurrió después en el último puerto, que no pudo aguantar el ritmo y cedió tiempo al final.

Aparte de Evans, ningún movimiento mas entre los favoritos. Se preveía decepción de etapa, pero llega La Toussuire, y tras un primer ataque de Van den Broeck, Nibali decide tensar la situación, y vaya si lo hace, se quedan solo Froome y Wiggins, y el propio Froome se va a la cola del grupo cediendo ante el empuje del italiano. Pero, como en Manzaneda en la Vuelta, de nuevo Froome se rehace, toma de nuevo la cabeza del grupo y da caza a Nibali. No solo eso, si no que se decide a atacar…, han sido los trescientos metros mas emocionantes de la etapa, Froome ataca y Wiggins hace crack… Qué lástima que las fuerzas de los demás estén tan justas. Era el momento de rematar. Los pinganillos (a ver si los quitan de una vez) hicieron su trabajo y desde el coche mandan parar a Froome. Todo vuelve a la normalidad, pero se ha visto a Froome no uno, sino un par de puntos por encima de su compañero y líder. ¿Habrá rebelión en las filas del Sky en las proximas jornadas? Llevo días diciendo que a Wiggins se le puede hacer largo el Tour debido a llevar tanto tiempo en alto pico de forma. ¿Cómo afrontarán uno y otro los Pirineos? ¿Cómo llegarán a la crono final? Seguro que Wiggins tiene en este momento muchas dudas.

Por cierto, segunda etapa consecutiva para Europcar. Ayer Voeckler, hoy Rolland. Exitazo.

@desdemispedales

Publicado en Cadel Evans, Froome, Le Tour, Sky, Vincenzo Nibali, Wiggins | Deja un comentario